Journal/Pensamientos / Non-Fiction / Spanish / Visual arts

Sobre AVIVART: El arte de Aviva Sawicki

Hace poco he conocido, por la Web, a la artista Aviva Sawicki. Aviva ha desarrollado su arte por varios caminos: Después de trabajar durante 13 años  con papel  reciclado, realizando sus creaciones artísticas en Chile,  Aviva da el siguiente paso y comienza a reciclar y utilizar bolsas de plástico.

After the Show

Lo que Aviva nos explica es que desea dejar un registro tangible de nuestra  existencia en el siglo XXI, y al recordarnos que somos una sociedad consumista, apela a nuestra conciencia sobre el estado de nuestro medio ambiente. No hay manera de decirlo más claro: cada bolsa que utilizamos y después desechamos contribuye a cambiar nuestro medio ambiente.

¿Hasta qué punto llegaremos? En mi ciudad entre dos ríos, el Hudson y el East River, se ven las barcas enormes que navegan colmadas de basura por la bahía, en busca de un basural. La vista es impresionante. A pesar de los esfuerzos municipales por reciclar botellas, metal y papel, parece una batalla perdida. Un día en que no se recoja la basura en mi edificio significa que ya tendremos ratas que se escurren por los arbustos en la vereda por la noche. ¿Para qué diablos necesitamos tanta envoltura?

Celestial Break

Pero a veces la mirada nos lleva a sentir de otra manera. El mundo se desmorona, parece, las guerras continúan, el hambre no se acaba… en tales momentos no hay más que una humareda de calamidades en el horizonte. De estas cosas escribimos. Estas son las cosas que retratamos. De estas cosas conversamos. Hasta que se pestañea y se capta algo diferente. Un suspiro de belleza.  ¿Será posible? Sin exagerar, eso fue lo qué sentí al encontrar los cuadros de Aviva Sawicki en la Web. ¿Era un espejismo de tantas horas pegada a la pantalla de mi computadora? (o de mi ordenador, como dicen muchos de mis amigos)

Seascape Sunset

Quiero contarles sobre Aviva. Me quedé mirando sus creaciones, cada una hecha con diversos materiales—papel reciclado, acuarela, ¡bolsas de plástico! Una mezcla de medios original y casi mágica. Los cuadros– digamos las pinturas– en realidad no sé cómo diríamos, pero en todo caso, el arte que veía era vivo y colorido como si se hubiera procesado por Photoshop para lograr la mayor saturación de colores. Pero no era así. Paisajes, abstractos, retratos– realmente quiero que lo vean. Es difícil de explicar la felicidad que se siente cuando alguien te da un regalo de color para que lo mires y lo disfrutes. Al  leer la biografía de la artista, me fijé que había trabajado anteriormente creando arte con papel reciclado en Chile– que fue lo que me llamó la atención– y en varios otros países, y me puse en contacto con ella. Unas horas más tarde, Aviva me envió un mensaje a través de la red de Etsy.com para agradecerme el interés en su pintura, y para contarme que ella también había nacido en Chile.

Nuestros breves intercambios fueron tan naturales y simpáticos, que decidí invitarla a una conversación en este blog– mi diario de escribana, como lo he titulado. Así espero poder compartir su arte y sus ideas con ustedes – y no perderla de vista. Será un placer seguir conversando y seguir viendo el desarrollo de su obra.

Entrevista / Interview:

Swinging

Aviva, cuando comenzaste a utilizar el papel como medio y material– ¿ya habías desarrollado tu estilo y tu perspectiva con otros materiales?

Comencé a utilizar el papel como medio, en el año 1993. Estando en Alemania.

Las razones fueron dos, una que decidí que necesitaba materiales con los que pudiera interrumpir mi  trabajo  rápidamente y eso me lo permitía el uso de la caja de acuarelas, (se cierra la caja y se enjuagan los pinceles en agua rápidamente para poder llegar al jardín infantil a buscar a mis hijos al mediodía) y dos, comencé a crear mi propio lenguaje artístico como respuesta a una pregunta que me cuestioné, cuando después de un tiempo que había caído el muro de Berlín, grupos neonazi comenzaron a agredir en forma muy  violenta  a  discapacitados, refugiados de otros países, etc..

Como hija de un sobreviviente del holocausto, nacido en Berlín, decidí que mi pregunta esta vez sería, si la cultura en Europa  Occidental (que se creía tan avanzada con respecto a las demás) permitía  este tipo de manifestaciones  violentas contra culturas o naturalezas diferentes, yo quería  buscar una respuesta a qué es lo que necesitamos los seres humanos para poder sobrevivir y vivir armónicamente en sociedad sin causar daño al prójimo.

Así partió un lenguaje propio que me permitía construir sociedades donde todos sus miembros eran iguales, así como también mi relación con el papel, utilizando acuarelas, que además me permitían trabajar interrumpiendo mi trabajo sin problemas, para poder dedicarle tiempo a mis dos hijos, Karolin y Ian (ahora de 25 y 23 años).

Frida Kahlo

Dejamos  Alemania a mediados de 1993, porque no quise que mis hijos crecieran en una sociedad que permitía la violencia y la discriminación una vez más.

De vuelta en Chile seguí con el mismo estilo hasta que me molestó la rigidez de mis trabajos realizados sobre papel industrializado.

Estando en Nueva York en el año 1996, una amiga artista me llevó a una papelería donde vendían papeles reciclados y en vez de comprar papel, compré un set pequeñito con el cual comencé a elaborar mi propio papel reciclado.

Los resultados fueron  muy positivos. El colorido, y las texturas que me permitían mi propio papel  hecho a mano, me abrió  infinitas posibilidades  creativas .

Peaceful Reading

La rigidez había desaparecido para entonces, lo cual marcó el comienzo de una  carrera artística con un estilo  muy propio, tanto por el papel, que contenía todo tipo de  elementos de uso diario en nuestra época, desde la técnica de pinturas al agua utilizada en forma muy poco tradicional con superficies de colores, planos interrumpidos por las manchas de colores de los elementos que ya contenía el papel antes de comenzar a pintar,  como por la temática , que contenía elementos de muchas culturas diferentes, todas con un mismo propósito: crear una existencia armónica, en otras palabras, era la creación de una sociedad multicultural, tolerante a todas las diferencias .

Cuál fue la recepción inicial a tu trabajo? ¿Habían otros artistas trabajando en medios similares?

Volando en Azul

La recepción inicial de mi trabajo sobrepasó todas mis expectativas. Ya en mi primera exposición además de las ventas, obtuve gran difusión en los medios de prensa locales.

De ahí en adelante fui invitada a exponer en forma individual y grupal constantemente. Durante todos esos años no me encontré con artistas que estuvieran trabajando en papel reciclado de la misma forma que yo.

Hasta que, en el año 2003, comencé a enseñar todas las técnicas que había desarrollado  hasta entonces, en mi taller, en la Universidad y en distintos centros culturales; en esa forma pude dejar un legado que sigue desarrollándose en Chile hasta ahora, a través de mis alumnos.

En agosto del año 2008 dejé Chile para volver a radicarme en Israel, donde ya había vivido entre 1976 y 1988. Lugar que había abandonado por discrepancias ideológicas, pero donde descubrí que, a pesar de todo conflicto interno, externo, y de  todas las contradicciones políticas y sociales es el lugar donde me siento en casa y donde históricamente me corresponde vivir.

¿Tuviste el apoyo de tu familia al dedicarte a las artes visuales? Te pregunto porque hay cuatro años de diferencia entre nosotras: tú naciste en 1956 y yo en 1952. En mi generación no fue común que una mujer dijera, por ejemplo, “quiero ser escritora”.

La verdad es que fue mi madre la que me ofreció tomar un curso de grabado, cuando tenia recién 10 años  y pronto por recomendación de la profesora de grabado, me permitió tomar además  clases de pintura al óleo. Ella me compraba la Pinacoteca de los Genios cada vez que salía uno tomo nuevo , mandaba a enmarcar mis trabajos, me llevaba a las clases de grabado y pintura.  Siempre me ha apoyó e incentivó a seguir creando, hasta el día de hoy.

Homage to the Unknown Artist

Incluso, cuando decidí estudiar Arte como carrera profesional, lo cual no era  lo que mis padres esperaban de mí, me llevó donde un orientador  profesional.

Hoy vives en Israel, en un área llamada Galilea del Norte. Hemos conversado un poco acerca de donde ambas hemos nacido, pero cuéntame cómo llegaste a vivir en Rosh Pina, donde has establecido tu estudio y tu hogar.

Touching

Cuando volví a Israel 5 años después de mi divorcio, con sólo una maleta y mi lap-top, me establecí en Jerusalén donde estuve trabajando durante 9 meses  en una fundación sin fines de lucro que tiene como fin dar trabajo  a un  grupo de  adultos mayores que se benefician al poder realizar un trabajo creativo durante todos los días hábiles del año. Ahí estuve diseñando productos hechos de papel reciclado y enseñándoles a adultos mayores a realizarlos para luego poder venderlos en la tienda de la organización, lo que permitía el funcionamiento del lugar.

Mientras trabajaba en esa organización conocí a David, mi actual pareja, ¡a través de Internet!!!!!

Como él se había establecido acá en el norte, lo que había sido su sueño  después de haber estado 25 años en Los Ángeles E.E.U.U., me ofreció compartir su sueño y venir a vivir con él.  De esa forma llegué a la Galilea del Norte y a Rosh Pina.

Ya estamos mas de dos años viviendo bajo el mismo techo  y   tenemos programado casarnos a fines de este año.

Tribe 1

Me interesa mucho cómo describes que tu arte nace sin pretensiones y se inspira en lo doméstico. Antes de volver a Chile y trabajar con papel, tus creaciones incorporaban objetos y la figura humana como parte de la sociedad que nos une, como tribus– lo cual me sugiere un sentido profundo de conexión. ¿Quieres hablar más al respecto?

Después de muchos años de haber sentido que mi misión era hacer algo a través del arte que me identificara con el sufrimiento de mi padre y toda su familia que desapareció en el holocausto, un buen día comprendí que eso no sería nunca posible, porque no había sido mi experiencia personal, y por lo tanto, nunca llegaría  a ser una expresión auténtica.

Holocaust

Holocaust

Mi realidad en Alemania era básicamente doméstica, los primeros dos años trabajé en Multimedia con mi ex-marido que es experto en computación, todas las mañanas.

Los dos años siguientes me dediqué solo a la pintura y a mis hijos.

Los  trabajos pre- tribales que realicé fueron hechos con los cubos, árboles y animalitos de madera que recogía  del suelo cuando mis hijos terminaban de jugar. Esa fue mi elección, esa era mi realidad, compartir  una vida doméstica con mi familia, eso era real y auténtico.  No tenía nada de grandioso, ni era una  experiencia dramática  por  la cual el resto de la humanidad tendría por qué tener ningún interés.

En ese sentido mi trabajo en ese entonces era doméstico, sin pretensiones de cambiar el mundo, ateniéndose solamente a la experiencia de mi realidad personal  en ese momento.

Dungarees

Eso duró hasta que recibí una bofetada en el rostro cuando vi en vivo y en directo, a través de las noticias en la TV,  cómo un grupo de neo-nazis incendiaba  con bombas Molotov  un hogar de refugiados vietnamitas , en la ciudad de Rostock. Los bomberos no se atrevían a acercar, la policía estaba a una cuadra y tampoco hacía nada; yo simplemente no  podía creer que algo así pudiera ocurrir nuevamente en el mismo país que había permitido una de las masacres más espantosas de toda la historia de la humanidad hacían solamente 50 años antes.

Rostock-Texto

Ese golpe me llevó inevitablemente a recordar  la Noche de Cristal cuando se incendiaron las sinagogas, las tiendas y los libros de los judíos en la Alemania Nazi

En ese momento  decidí que teníamos que dejar Alemania.

Hasta ahí no más me llegó lo doméstico, eso provocó que en ese mismo  instante escribiera un reporte en mi block de croquis que tenía en ese momento en mis manos, para dejar una evidencia, por si nadie más se daba cuenta de lo que estaba pasando. Me dibujé sentada diciendo BLA, BLA, BLA, y tú sigues ahí sentada sin hacer nada, y al lado un dibujo pintado a lápiz de colores, algo étnico, muy diferente a cualquier diseño de  la cultura occidental.

En ese momento, comenzó en mí el sonar de los tambores  que me permitió comenzar mi lenguaje tribal propio, con colores fuertes y combinaciones, opuestas y  contrastantes.

Bla-Bla-Bla

Con  cadenas de personas (como las que utilizaban los griegos en sus jarros, hechos de dos triángulos opuestos, cabeza, brazos y piernas), todos iguales, pero no idénticos y todos unidos tomados de las manos, no de perfil sino que de frente,  haciendo frente a lo que viniera.

Con el correr del tiempo, algunos de estos personajes se comenzaron a escapar de su posición como parte de esta cadena humana , y comenzaron a volar hacia arriba, acarreando en sus manos algún objeto que podría llevarlos a cualquier otro lugar. Ellos representaban los individuos que necesitan su libertad personal , ver las cosas de otra perspectiva, lentamente esas personitas  fueron transformándose en  vestidos, la coraza que nos cubre a los seres humanos. Luego llegaron los torsos vestidos, sin manos ni piernas pero con un gran corazón. Hasta que finalmente volví a la figura humana, pero que ya no eran los seres sufrientes del  holocausto, sino que simples mujeres y hombres en diferentes situaciones de su vida personal.

Woman-in-Love

Y ahora, ¿en qué direcciones se mueve tu trabajo? ¿Has previsto algo– te gustaría hacer algo en particular?

Desde que comencé a trabajar con bolsas de plástico recicladas he estado explorando  un área nueva para mí, los colores y las texturas han tomado por el momento  el rol principal.

De a poco he comprendido que el paisaje que nos rodea acá en la Galilea del Norte se ha introducido casi por osmosis en mi trabajo actual.

Técnicamente he estado probando nuevas composiciones efímeras con restos de las bolsas de plástico que he utilizado en trabajos anteriores.  Fotografío la composición que no está fija sino que simplemente colocada sobre un cartón, y que una vez fotografiada, desaparece en forma material y queda solamente la imagen en el computador. Ese proceso me permite un menor uso de electricidad ya que no fusiono las piezas entre sí, lo cual a su vez me permite un trabajo aun más ecológico.

By the sea

¿Cómo le enseñarías tus métodos a una clase de estudiantes que recién comienzan a investigar estas posibilidades

Si fuera en un marco universitario, de algún instituto cultural, de mi taller o en la casa de algún alumno (a) que quiere un curso a largo plazo,  comenzaría con el  papel reciclado por un semestre  y luego con el reciclaje de las bolsas de plástico. La otra posibilidad sería a través de Video, o Blog con fotos de todo el proceso, o un trabajo de  taller on-line.

Gracias, Aviva.

Dress

Si te ha interesado esta entrevista, deja un comentario—me encantaría recibir tu opinión, noticias, sugerencias para futuras entrevistas con artistas y escritores. Para ver otros ejemplos del trabajo de Aviva Sawicki, o si deseas comprar sus pinturas, están a la venta en:

http://www.etsy.com/shop/AVIVART

Advertisements

One thought on “Sobre AVIVART: El arte de Aviva Sawicki

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s